La nueva Ley Hipotecaria ahorrará al cliente hasta 1.000 euros en gastos